No Te Va Gustar en Monterrey

no-te-va-gustar-6

Pocos grupos pueden basar sus conciertos en la fuerza de sus canciones y No Te Va Gustar es uno de ellos. Así lo dejaron ver el pasado viernes 28 de Octubre en el Café Iguana donde dieron un concierto de dos horas y en el que literalmente la gente no dejó de cantar una sola de sus canciones.

La banda sonó impecable de principio a fin, si a caso las percusiones y la sección de metales de pronto quedaban un poco atrás de los demás en cuanto a nivel de volumen, pero cuando tenían que sobresalir lo hacían. La base rítmica caminaba por la tranquilidad que le da 20 años a una banda, paso seguro y firme.

Algo importante es señalar que la banda no tuvo que recurrir a los trucos que muchos otros hacemos durante un concierto: alargar canciones, cambiar arreglos extensos, dejar que la gente cante o vestirlo todo con parafernalia musical, ellos recurrieron a su carta fuerte: sus canciones. Sí, algunas fueron ligadas entre sí, hubo algunos arreglos distintos pero nada que transformara la canción y le quitara su fuerza original.

Lo que hace NTVG son canciones en toda su extensión, pocas bandas hoy en día se preocupan por lograr un balance entre buena música y una buena letra y ellos lo hacen. La gente lo entiende y lo refleja en la forma en la que fueron cantando una a una, entre las más emotivas fue “A la izquierda del cero”, “Al vacío”, “Chau”, “Paranoia”, “Clara” y una versión acústica de “Memorias del olvido”, aunque a decir verdad es que todas las canciones fueron cantadas con el mismo entusiasmo por los asistentes. No les miento si les digo que por momentos la piel se ponía chinita.

no-te-va-gustar-emiliano-brancciari_claima20141003_0019_27

El concierto fue por demás emotivo, sumándole que Emiliano, su vocalista cumplía años justo ese día y lo celebraba en Monterrey. Él estuvo muy reservado en su interacción con el público pero no dejaba de agradecer de vez en vez, es más, no necesitaba decirlo, se le notaba contento y agradecido. Y es que la forma en que los regios lo recibimos en realidad fue muy notable, este es el resultado de estar trabajando la ciudad año tras año pues la gente que estaba ahí se sabía todas las canciones y eran fieles escuchas de la banda.

La comunidad uruguaya estaba presente y por momentos me atraía más ver cómo vivían ellos el concierto, en cada voz un recuerdo, en cada canción una parte de ellos y eso le imprimía un poco mas de emoción.

NTVG escribe sobre temas que muchas bandas han dejado de escribir: historias de los otros, el día a día, nuestra cotidianidad pero sobre todo de la memoria, no subestiman a su público y ellos lo agradecen.

Cuando sales de un concierto y te dan ganas no solo de seguir escuchando música de la banda, sino escuchar los discos que aún no conoces, quiere decir que esta es una gran banda, y este adjetivo no es gratuito, NTVG es una gran banda que merece y vale la pena ser escuchada con atención. Salí del concierto con ganas de seguir escuchándolos y debo decir que me han atrapado completamente.

Anuncios