CÓMO ACERCARSE AL JAZZ POR PRIMERA VEZ

BigJazzNight

Mucha gente no se acerca al jazz pensando que es un género exclusivo para músicos e iniciados. Hay quienes piensan que para escucharlo hay que tener conocimientos musicales. Incluso hay quienes lo asocian con algún nivel socioeconómico.

Nada más alejado de la realidad. El jazz es uno de los estilos de música que más gozan de libertad y eso queda plasmado en la característica del género: la improvisación. El jazz es la libertad en la música. Es por esta misma razón que cualquiera puede acercarse a él, sólo basta tener la disposición y curiosidad para escuchar un tipo de música con un lenguaje distinto al que estamos acostumbrados.

Es como llegar a un país diferente; hay otra lengua; poco a poco nos vamos familiarizando con las palabras, las expresiones, las frases, y en su momento vamos entendiendo ese otro idioma.

Alguna vez un taxista me pidió que le explicara lo que era el jazz y yo le comenté que era como una mesa redonda de discusión, en ella había varios participantes y lo primero que se hacía era poner el tema sobre la mesa, es decir, de qué se iba a hablar. Una vez que ya se había elegido el tema entre todos, cada uno iba dando su opinión y, al final, se daban las conclusiones sobre el tema. Así es como veo el jazz, como un diálogo entre varios músicos; una conversación musical más profunda.

Sin embargo, lo difícil es dar con el disco o el tema indicado para comenzar a escuchar jazz. Muchas veces se quiere empezar por algo muy complicado, y como no hay un antecedente en el escuchante, no hay empatía con el tema; no se disfruta porque resulta algo demasiado desconocido y se termina pensando que el jazz no es de su agrado.

Pero no porque una canción no te gusta no quiere decir que no te guste el género. Uno tiene la libertad de cambiar una canción, y si después de una larga búsqueda no se encuentra nada del agrado, entonces ya podremos decir que probablemente ese tipo de música no sea el nuestro. Pero antes de desechar hay que buscar. Antes de juzgar hay que conocer.

Así me di la tarea de preguntarle a varios músicos y amigos involucrados en el mundo del jazz, en su opinión, ¿cuáles son los temas recomendables para acercarse a este género por primera vez?

MJF10final-450x598

El maestro Juan Alzate, uno de los más importantes músicos mexicanos de jazz, da estas opciones:

Take Five: Dave Brubeck

Summertime: Louis Armstrong & Ella Fitzgerald

So What: Miles Davis

But Beatiful: Bill Evans

-Last Train Home: Pat Metheny.

Para el comunicador Erik Montenegro (Horizonte Jazz FM, Music Life) el disco completo ¡First Time! The Count Meets The Duke es una muy buena opción, así como los discos Pure Ella, de Ella Fitzgerald, y Emergence de Roy Hargrove Big Band.

De estos discos resalta estos temas:

-Take The A Train: Duke Ellington

Mack The Knife: Ella Fitzgerald

-Roy Allan: Roy Hargrove Big Band

Frankie Mares, baterista de la banda Troker, una de las más importantes de Jazz/Funk/Rock en México, va más allá y menciona no solo algunos clásicos, sino algunas propuestas actuales que bien pueden servir para acercar a más escuchas hacia el jazz.

Medeski Martin & Woods: Uninvisible

Sex Mob: Kitchen

The Bad Plus: Iron Man

-Snarky Puppy: Sleeper

Finalmente el guitarrista Alejandro Otaola (Santa Sabina, San Pascualito Rey) menciona estas tres opciones:

John Coltrane: Naima

Thelonious Monk: ‘Around Midnight

-All Blues: Miles Davis.

El jazz no es exclusivo de unos cuantos, está presente para todo aquel que quiera escucharle y esté dispuesto a vivir la experiencia. El jazz es sinónimo de Libertad. Seamos libres entonces escuchando jazz.

Anuncios

EL SOUNDTRACK DE NUESTRAS VIDAS

La música es una máquina del tiempo.

10981468-grupo-musical--ilustracion-abstracta-blanco-y-negro-habia-estilizado-collage-obras-de-arte

Las canciones son un baúl donde guardamos no solo recuerdos del pasado sino también sensaciones. Generalmente cuando queremos recordar cierta época de nuestras vidas lo hacemos mediante la música. Porque cada quien tiene su propio soundtrack; porque nuestra vida es una historia que tiene que ser musicalizada y las canciones son los separadores entre un capitulo y otro.

Con las fotografías uno puede recordar a las personas, los lugares o determinados momentos, pero la música ofrece un plus: los sentimientos. Con ella no solo recordamos personas o determinados momentos de nuestra vida, sino que también recordamos cómo nos sentíamos en ese entonces y lo que pasaba por nuestra cabeza.

Escuchamos música para recordar. Incluso cuando hemos descubierto algún nuevo disco, banda o canción, lo que estamos haciendo es depositar el presente en ello para que el tiempo lo convierta en recuerdo. Nuestros más preciados recuerdos están acompañados de música. Nuestros amores y desamores, nuestras felicidades y tristezas, nuestros enojos y frustraciones, nuestros pasos, nuestra historia tienen sus propias canciones.

Incluso nuestros sueños tienen música. En la película “The boat that rock” hay una parte, cuando están a punto de cerrar las radios piratas, donde el personaje que hace Philip Seymour Hoffman dice que todos tienen sueños y estos se convertirán canciones. Y sí, cuantas veces los sueños de alguien no se han convertido en canción. Cuántos sueños de alguna generación no han quedado guardados en canciones.

Las canciones guardan recuerdos y sueños. Y La música es una máquina del tiempo que nos permite regresar a nuestro pasado sin temor de perdernos, porque conocemos el camino de regreso, o soñar con el futuro.

¿Cuál es el soundtrack de sus vidas?