EL JAZZ NO ES POSE, MODA NI TRENDING TOPIC

illustration-art-design-jazz-night-poster02

Ilustración de Andrew Novialdi

Hablar de jazz no solo es hablar de música, se trata en sí de un estilo de vida. Sin embargo, es día en que muchas personas tienen una idea errónea  de éste género musical: desde el que piensa que solo es para algunos, hasta el que dice que es “música de elevador”.

Hace días, navegando en la red me encontré con este post de Alex Mercado donde menciona lo que para él es y no es Jazz. Cuando lo leí no pude estar más de acuerdo, y aunque se trata de su opinión, sus ideas son globales.

Para quienes no lo conocen, Mercado es uno de los más importantes músicos de jazz en México. Con una trayectoria internacional ha trabajado junto a Antonio Sánchez, John Patitucci y Luis Perdomo entre otros, además de que su disco “Symbiosis” fue uno de los más aclamados del 2014 por la revista Downbeat.

Este texto formará parte de un libro de Alex que próximamente será publicado.

 

El jazz no necesita guaridas secretas, ni lugares oscuros con más sombras que personas. No necesita estar en la cola ni mendigar la atención de nadie haciendo concesiones o vendiéndose al mejor postor. No necesita acompañarse de queso y vino, ni es música funcional que engalane un evento con músicos vestidos de smoking.

El jazz no es sax, ni cantante con vestido sexy. No es los Kralls, ni los Bublés. El jazz no es una persona!

El jazz no es día festivo para que se programe una vez al año.

El jazz no es pose, moda ni trending topic.

El jazz no es caos, desorden, ni anarquía. 

El jazz no está muerto, sepultado en la trompeta de Armstrong, encapsulado en los dedos de Peterson o congelado en el refrigerador de la melomanía conservadora. 

El jazz no está en Nueva Orleans, ni en la sobrevalorada vanguardia de Nueva York. 

El jazz no es Take Five, ni la Chica de Ipanema, ni la música de la Pantera Rosa.

El jazz no es negro, ni blanco, ni azul, latin, fusión o free. 

El jazz no es para “relajarse”, ni música para viejitos. 

El jazz no es música de elevador. (En todo caso, te eleva al cielo!) 

El jazz no es estigma, prejuicio ni juicio. 

El jazz no es elitismo ni prototipo. 

El jazz no es de nadie, es de todos.

drums and friends

Obra de Debra Hurd

 

El jazz es.

El jazz se funde con todo pero no se lo traga nada.

El jazz no sólo hace bailar al cuerpo, sino al espíritu.

El jazz es un movimiento, una fuerza, un huracán; una manera de reaccionar ante la vida y la muerte.

Es una persona que irrumpe el silencio con notas improvisadas, una vez dichas y después olvidadas cuya fugacidad, impacta, penetra, pasma, noquea, hace y deshace el corazón de un escucha con mente y corazón abiertos.

El jazz es el único que se atreve a dialogar con su interlocutor al tú por tú, con los recursos que se tienen, sean pocos o muchos, pero honestos al fin.

El ‪#‎jazz‬ es y siempre será accesible!
Alex M.

Twitter: homerontiveros

 

CÓMO ACERCARSE AL JAZZ POR PRIMERA VEZ

BigJazzNight

Mucha gente no se acerca al jazz pensando que es un género exclusivo para músicos e iniciados. Hay quienes piensan que para escucharlo hay que tener conocimientos musicales. Incluso hay quienes lo asocian con algún nivel socioeconómico.

Nada más alejado de la realidad. El jazz es uno de los estilos de música que más gozan de libertad y eso queda plasmado en la característica del género: la improvisación. El jazz es la libertad en la música. Es por esta misma razón que cualquiera puede acercarse a él, sólo basta tener la disposición y curiosidad para escuchar un tipo de música con un lenguaje distinto al que estamos acostumbrados.

Es como llegar a un país diferente; hay otra lengua; poco a poco nos vamos familiarizando con las palabras, las expresiones, las frases, y en su momento vamos entendiendo ese otro idioma.

Alguna vez un taxista me pidió que le explicara lo que era el jazz y yo le comenté que era como una mesa redonda de discusión, en ella había varios participantes y lo primero que se hacía era poner el tema sobre la mesa, es decir, de qué se iba a hablar. Una vez que ya se había elegido el tema entre todos, cada uno iba dando su opinión y, al final, se daban las conclusiones sobre el tema. Así es como veo el jazz, como un diálogo entre varios músicos; una conversación musical más profunda.

Sin embargo, lo difícil es dar con el disco o el tema indicado para comenzar a escuchar jazz. Muchas veces se quiere empezar por algo muy complicado, y como no hay un antecedente en el escuchante, no hay empatía con el tema; no se disfruta porque resulta algo demasiado desconocido y se termina pensando que el jazz no es de su agrado.

Pero no porque una canción no te gusta no quiere decir que no te guste el género. Uno tiene la libertad de cambiar una canción, y si después de una larga búsqueda no se encuentra nada del agrado, entonces ya podremos decir que probablemente ese tipo de música no sea el nuestro. Pero antes de desechar hay que buscar. Antes de juzgar hay que conocer.

Así me di la tarea de preguntarle a varios músicos y amigos involucrados en el mundo del jazz, en su opinión, ¿cuáles son los temas recomendables para acercarse a este género por primera vez?

MJF10final-450x598

El maestro Juan Alzate, uno de los más importantes músicos mexicanos de jazz, da estas opciones:

Take Five: Dave Brubeck

Summertime: Louis Armstrong & Ella Fitzgerald

So What: Miles Davis

But Beatiful: Bill Evans

-Last Train Home: Pat Metheny.

Para el comunicador Erik Montenegro (Horizonte Jazz FM, Music Life) el disco completo ¡First Time! The Count Meets The Duke es una muy buena opción, así como los discos Pure Ella, de Ella Fitzgerald, y Emergence de Roy Hargrove Big Band.

De estos discos resalta estos temas:

-Take The A Train: Duke Ellington

Mack The Knife: Ella Fitzgerald

-Roy Allan: Roy Hargrove Big Band

Frankie Mares, baterista de la banda Troker, una de las más importantes de Jazz/Funk/Rock en México, va más allá y menciona no solo algunos clásicos, sino algunas propuestas actuales que bien pueden servir para acercar a más escuchas hacia el jazz.

Medeski Martin & Woods: Uninvisible

Sex Mob: Kitchen

The Bad Plus: Iron Man

-Snarky Puppy: Sleeper

Finalmente el guitarrista Alejandro Otaola (Santa Sabina, San Pascualito Rey) menciona estas tres opciones:

John Coltrane: Naima

Thelonious Monk: ‘Around Midnight

-All Blues: Miles Davis.

El jazz no es exclusivo de unos cuantos, está presente para todo aquel que quiera escucharle y esté dispuesto a vivir la experiencia. El jazz es sinónimo de Libertad. Seamos libres entonces escuchando jazz.

La esperanza de Esperanza Spalding

"Esperanza de Spalding"

Jazz con identidad femenina y esperanza auditíva

Hace mas de un año que escribí este artículo sobre el disco Esperanza de Esperanza Spalding, pero el día de hoy que volví a escucharle, decidí subirlo de nuevo. Siempre hay alguien mas que lo pueda leer por primera vez.

ESPERANZADOR es el adjetivo que puedo adjudicarle al mas reciente disco de Esperanza Spalding: Esperanza.
La contrabajista, compositora y vocalista originaria de Pórtland Oregon y quien tiene raíces mexicanas por parte de su madre, nos trae un disco cargado de sutiles matices. Caricias hacia un groove que no puede ser interrumpido, groove que toma forma es sus dedos y en su voz.
Porque esperanzador? Pues por la razón de que la música despierta sensaciones, de eso se trata: de sentir al escuchar. Y cuando uno escucha a Esperanza Spalding tiene la sensación de esperanza, de entender que aun hay mucho que escuchar y descubrir. Que hemos encontrado algo nuevo que tal vez nos haga avanzar en esa interminable búsqueda individual.
El disco no tiene espacios intermedios, mucho menos vacíos. Comienza con “Ponta de Areia” un tema donde el arreglo inicial de voces acapara nuestra atención, nos pone a la expectativa sobre que esperar y después al entrar el bajo, la batería y el piano, simplemente sonreímos y nos tranquilizamos dispuestos a disfrutar de la Esperanza recién encontrada.

I know You know es un tema cubierto de samba. Se escucha a una Spalding por partida doble: llevando el groove exacto en la línea de bajo; por donde transitan los demás instrumentos y sobre los cuales Esperanza canta de una manera relajada, juguetona, llena de vida, llena de música y manejando los tiempos con tanta confianza como buen gusto.

A partir de aquí nuestras expectativas crecen, nuestra cita con Spalding es simplemente reveladora y bajamos la guardia, esa que solemos montar cuando estamos frente a lo desconocido .
Su voz desnuda en “Fall In” entra en cada uno de nuestros sentidos, sobre todo en el de la memoria porque al escucharla cantar iniciamos una carrera por el pasillo de los recuerdos. Tocamos una puerta, cerramos otra, volteamos hacia atrás y por las bocinas de ese extenso y angosto corredor Esperanza sigue cantando.

En español? Claro era lo que faltaba y no esperábamos: Escucharla cantar en español. Y todavía aun no conforme con eso, nos regala una versión única de “Body & Soul”
Dice en su andar por este tema: Soy para ti cuerpo y alma. No hay mas que decir aquí, solo escuchar y sentir, sentir y seguir escuchando, escuchando sentir y seguir.

“Precious” es precisamente eso. El tema que nos arranca todo eso que cargamos a cuestas, el tema que nos hace descansar, el tema que no nos cansamos de escuchar porque nos hace pensar igual que ella; que no podemos dar mas de lo que somos y remata diciendo: Im sorry if it let you down.
La voz de Esperanza en esta canción va acompañada de unos coros que sencillamente son hermosos. Cuando llega al estribillo y el ritmo toma otra fuerza, la melodía de ella no podía ser mejor para ese momento. Sube de la mano de su otra voz, bajan sin soltarse, andan por nuestro mundo interior como 2 viajeros trotamundos.

“Mela, es un tema con tintes de avant gard y progresivo donde por primera vez la trompeta nos da su discurso. Caótico, laberíntico y sin treguas.
“Love in time” y “Espera” son 2 temas down tempo, donde se nota la gran capacidad de Esperanza para hacer melodías poco convencionales que sin embargo entran fácilmente al oído. En este punto es donde precisamente pienso que ese es el tesoro de este disco esperanzador: Hay arreglos, letras y canciones extraordinarias con alto nivel de composición que sencillamente entran en los oídos y en nuestros pensamientos con una elegante facilidad y familiaridad desconocida.
“Must Believe” nos canta…y yo le creo.

Cierra el disco con “Samba em Preludio” y que manera de hacerlo, con sus dos mejores regalos: Contrabajo y voz.
Esperanza canta un lamento en portugués, lleno de saudade, de melancolía. Un tema excelente para ponerle nuestra propia historia, para colgarle nuestros recuerdos en la pared de su melodía, para escucharla y disfrutar, para disfrutar escuchándola, para escuchar disfrutar a Esperanza.

Sin duda un disco ESPERANZADOR