El concierto nublado de Lila Downs en el Festival Santa Lucía

Monterrey SantaLucia250916.jpg

El concierto de Lila Downs ayer en Monterrey fue grisáceo medio nublado. Desde muy temprano había mucho movimiento en el primer cuadro de la ciudad, lo cual hace ver que un artista con buena convocatoria es capaz de activar parte del comercio pues estacionamientos, viene-viene, vendedores ambulantes, tiendas y restaurantes de la zona tuvieron más afluencia y aprovecharon la ocasión.

El concierto comenzó puntual y la explanada estaba llena; había personas de todas las edades, familias completas y esto hacía que algunos tuvieran mejor visibilidad que otros pues por los desniveles que hay en el espacio, hacía que no todos pudieran ver igual.

Lila Downs interpretó canciones de raíz oaxaqueña, norteña, veracruzana, de guerrero y de todo índole popular, pasando por Marco Antonio Solís y obviamente Juan Gabriel. Sin embargo algo había que público y artista no explotaban. Sí, todo mundo contento y aplaudía por con cierto aire frío.

Probablemente la causa sea que el sonido estuvo muy bajo de nivel para el tamaño de la explanada. No es que fuera insuficiente, más bien daba a pensar que se había quedado en ese nivel. De donde yo estaba parado no se escuchaba con la fuerza necesaria, esto fue negativo porque hacía que la gente perdiera atención a la artista entonces el discurso que daba, donde dedico una canción a los periodistas, habló de los obreros, de la igualdad y el amor, etc, se perdiera entre la distracción de los asistentes y no tenía el impacto que debería tener.

Luego llegó la lluvia y poco a poco la gente se fue retirando hasta que el agua arreció y el concierto tuvo que terminar.

No tengo duda de la calidad de la música y el discurso de Lila Downs, es relevante y necesario, pero cada vez me parece que está mas cercana a lo “mexican curious” de exportación que a lo tradicional, es más un producto para mostrar con algunos clichés de la cultura popular mexicana, pero tampoco eso es malo.

Su música toma raíces tradicionales y lo moderniza, o más bien, lo hace más accesible, más vendible, pero a veces es innecesario, como cuando interpretó una ranchera de Juan Gabriel y le hizo un arreglo pop que no le hacía justicia. Unas norteñas más en el cliché musical que en lo que realmente es, rancheras eléctricas y sones globalizados. Nada de esto es malo, y la verdad suena muy bien si se le escucha como lo que es: una fusión.

Era el plato fuerte del Festival, y aunque se llenó, diferentes razones, entre ellas la desorganización, no lo hicieron lucir como tal, pero no es la primera vez que sucede en el Festival.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s