EL JAZZ NO ES POSE, MODA NI TRENDING TOPIC

illustration-art-design-jazz-night-poster02

Ilustración de Andrew Novialdi

Hablar de jazz no solo es hablar de música, se trata en sí de un estilo de vida. Sin embargo, es día en que muchas personas tienen una idea errónea  de éste género musical: desde el que piensa que solo es para algunos, hasta el que dice que es “música de elevador”.

Hace días, navegando en la red me encontré con este post de Alex Mercado donde menciona lo que para él es y no es Jazz. Cuando lo leí no pude estar más de acuerdo, y aunque se trata de su opinión, sus ideas son globales.

Para quienes no lo conocen, Mercado es uno de los más importantes músicos de jazz en México. Con una trayectoria internacional ha trabajado junto a Antonio Sánchez, John Patitucci y Luis Perdomo entre otros, además de que su disco “Symbiosis” fue uno de los más aclamados del 2014 por la revista Downbeat.

Este texto formará parte de un libro de Alex que próximamente será publicado.

 

El jazz no necesita guaridas secretas, ni lugares oscuros con más sombras que personas. No necesita estar en la cola ni mendigar la atención de nadie haciendo concesiones o vendiéndose al mejor postor. No necesita acompañarse de queso y vino, ni es música funcional que engalane un evento con músicos vestidos de smoking.

El jazz no es sax, ni cantante con vestido sexy. No es los Kralls, ni los Bublés. El jazz no es una persona!

El jazz no es día festivo para que se programe una vez al año.

El jazz no es pose, moda ni trending topic.

El jazz no es caos, desorden, ni anarquía. 

El jazz no está muerto, sepultado en la trompeta de Armstrong, encapsulado en los dedos de Peterson o congelado en el refrigerador de la melomanía conservadora. 

El jazz no está en Nueva Orleans, ni en la sobrevalorada vanguardia de Nueva York. 

El jazz no es Take Five, ni la Chica de Ipanema, ni la música de la Pantera Rosa.

El jazz no es negro, ni blanco, ni azul, latin, fusión o free. 

El jazz no es para “relajarse”, ni música para viejitos. 

El jazz no es música de elevador. (En todo caso, te eleva al cielo!) 

El jazz no es estigma, prejuicio ni juicio. 

El jazz no es elitismo ni prototipo. 

El jazz no es de nadie, es de todos.

drums and friends

Obra de Debra Hurd

 

El jazz es.

El jazz se funde con todo pero no se lo traga nada.

El jazz no sólo hace bailar al cuerpo, sino al espíritu.

El jazz es un movimiento, una fuerza, un huracán; una manera de reaccionar ante la vida y la muerte.

Es una persona que irrumpe el silencio con notas improvisadas, una vez dichas y después olvidadas cuya fugacidad, impacta, penetra, pasma, noquea, hace y deshace el corazón de un escucha con mente y corazón abiertos.

El jazz es el único que se atreve a dialogar con su interlocutor al tú por tú, con los recursos que se tienen, sean pocos o muchos, pero honestos al fin.

El ‪#‎jazz‬ es y siempre será accesible!
Alex M.

Twitter: homerontiveros

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s