¿ES EL VINIL EL FUTURO DE LA MÚSICA?

disco-de-vinilo

Las formas para escuchar, reproducir y difundir música siguen cambiando. Mucho se habló de que el formato digital vendría a darle el tiro de gracia a cualquier formato físico, por ende los discos ya no se venden, las tiendas van desapareciendo y nuestro universo musical se centra en plataformas digitales y de streaming. Sin embargo parece que esto puede cambiar y dar un giro, y de ser así, con esto cerrar el ciclo de la música como objeto (Vinil, Cassette, CD, ect)

Primero algunas cifras:

-Según la plataforma Discogs, en 2015 se vendieron 2,7 millones de viniles.

Las descargas bajaron un 4% mientras el streaming aumentó un 23%

En el 2015 en Estados Unidos las ventas de vinilos aumentaron un 53% en relación al 2014.

El vinilo generó más ingreso que Youtube, Spotify o VEVO. Según la asociación americana de reproductores (RIAA) las ganancias por las ventas de vinilos superaba a los ingresos de publicidad en streaming gratuito: más de 222 millones de dólares en 2015.

En 2014 las ventas de vinilos aumentaron en un 54% y llegaron arriba de los 347 millones de dólares.

En España éste tuvo un aumento del 1.633% con una venta de 260.000 en 2015

El vinilo es el único formato que sobrevive a la música digital.

-En UK en 2014 hubo un crecimiento de tiendas de discos en un 50%

Según Amazon en 2015 el dispositivo para escuchar música más vendido fue la tornamesa. Esto significa más ventas de viniles.

Hay que mencionar que el costo de un vinil es alto en relación al costo de producción, y aunque hay muchos de medio uso en precios casi regalados, también hay joyas que consiguen precios exorbitantes. Esto probablemente pueda disminuir en la medida que la demanda crezca.

vinilos

La música digital y el streaming (Spotify, Deezer, Pandora) siguen teniendo un mayor índice de ventas que los formatos físicos. En México, según cifras de Amprofon, el 64% de los ingresos de la industria musical por música grabada corresponden al formato digital, mientras que el 34% al formato físico. Sin embargo hay una clara tendencia a la alza del vinil.

Esto nos lleva a preguntarnos si el ciclo de los formatos para escuchar música se ha completado, si comienza un nuevo giro. Y termino preguntándoles, ¿qué sigue después del formato digital? ¿Qué más puede haber si la música se volvió intangible? ¿Un nuevo comienzo?

djrooms-moreanimations02

Pongámoslo de esta forma:

David Byrne, en su libro “Cómo funciona la música” (Ed. Sexto Piso), hacía alusión a cómo la música se había vuelto intangible con el mp3; que ésta había dejado de ser un objeto para volver a su estado inicial. Yo voy un poco más allá: El mp3, aunque mínima, sigue dando una sensación de propiedad; si bien no es físico, si es un archivo que posees y que puedes estar usando a tu antojo: lo tienes contigo. Pero el mp3, más allá de lo que creíamos, está siendo desplazado por la música en streaming. Ésta sí es realmente intangible. Por ejemplo lo que escuchamos en Spotify, ya no es un archivo que nos pertenezca, solo podemos escuchar la música dentro de esa plataforma. Dejó completamente de ser algo que podamos poseer.

Si en el inicio la música fue intangible y la única manera de poder escucharla era en vivo, después le siguió la aparición del disco, el vinil y fue el inicio de la música como objeto de posesión.

No sería entonces descabellado pensar que lo que le sigue al streaming (música intangible) sea nuevamente el formato físico del vinil. Que puede ser por nostalgia, eso ayuda también a plantearnos esa posibilidad. La realidad es que el vinil sigue aumentando sus ventas, cada vez más personas los adquieren y no por nada este 2015 las tornamesas fueron el dispositivo más vendido para escuchar música. Incluso hay empresas que ya están planeando la salida de nuevos tocadiscos. Y si nos aventuramos aún más, no hace mucho acabo de ver en una tienda de música conocida en México, un cassette en venta, se trataba de unos demos de Metallica, pero lo interesante es que sea el primero, en versión actualizada, que al menos un servidor ve específicamente a la venta sin tratarse de alguno que se haya quedado guardado por ahí en alguna bodega.

¿Será que el Vinil es el futuro de la música?

Anuncios

LOS TRIBUTOS NO TIENEN LA CULPA

Heroes del SilencioOP

 

Últimamente he escuchado y leído comentarios que culpan a los tributos de lo que ocurre con la escena de rock local o nacional. Nada más absurdo. Los tributos no tienen la culpa de lo que pasa en una escena musical, al menos no en la nuestra.

Hay que empezar por establecer que son dos cosas muy distintas una banda de tributos a una banda de música original, los fines y las formas son muy distantes entre una y otra; mientras los tributos lo que buscan es solo dinero, las de música original buscan aceptación, reconocimiento y trascendencia, aunque hay que señalar que en ambos casos hay quienes los hacen por hobby (y precisamente a eso suenan: a hobby).

Poner a los dos tipos de bandas en un mismo costal es un error, pues nunca será lo mismo componer canciones que interpretar las de otros. No digo que una sea mejor que la otra, si se hacen bien ambas requieren de talento y conocimiento, sino que simplemente son dos cosas muy distintas y no podemos ponerlas en la misma situación.

En relación a los tributos, después de hablar con los dueños de algunos bares (Café Iguana, Tumba y Nachos & Gangas) la realidad es que tanto los bares como los músicos ganan más con los tributos porque la gente está dispuesta a pagar un cover por ellos, cosa que generalmente no hacen por ver a bandas originales. Es decir, la gente prefiere ir a ver un tributo que una banda original. Este es un tema que abordaré en otro texto porque vale la pena hablar de los distintos músicos: los que viven de ello y los oportunistas.

Esto ha llevado a que haya un conformismo tanto por parte de algunos músicos como de parte del público. Hay músicos que ya se la tomaron fácil haciendo tributos y crear música propia no les interesa en lo más mínimo. Y hay público que ya no le llama la atención ir a escuchar bandas nuevas, mencionando generalmente que “no hay ninguna que valga la pena”. Y la verdad es que no se les puede culpar o criticar, aún y que sea una postura conformista, nadie puede culparlos de nada.

Lo que sucede es que necesitamos un culpable que no seamos nosotros mismos. Si no, habría que preguntarnos qué estamos haciendo mal o dejando de hacer las bandas de música original. La respuesta más simple por parte de las bandas es que la gente prefiere lo mismo de siempre, las mismas bandas y las mismas canciones. Entonces habría que preguntarnos por qué prefieren eso. Algo está mal cuando las bandas de música original le abren a las de tributos.

soda

 

Sí, hay que reconocer que al menos el regiomontano vive de la nostalgia. También hay que decir que sí es excesiva la cantidad de tributos que se hacen en la ciudad; esto conlleva a que haya muchos oportunistas que hagan tributos de muy mala calidad y a cualquier artista, sin importar que vaya a estar o haya estado en la ciudad el grupo original. En este sentido el público tendría que ser más exigente, justo como lo es con las bandas de música original.

Pero, ¿cómo pedirle al público que se dé oportunidad de escuchar una banda nueva y pagar un cover por ello si ni los mismos músicos lo hacemos?

Una escena de bandas locales, de música original, no tiene nada que ver con los grupos de tributos. Los espacios ahí siguen, no están cerrados a las bandas, pero por alguna razón que no hemos descifrado bien, la gente prefiere ir a un tributo que a una “tocada”. Entonces habría que preguntarnos los músicos que hacemos canciones, ¿por qué la gente no nos escucha? Es decir, no todo el problema es del público, también hay una responsabilidad nuestra por lo que hemos dejado de hacer.

Si la gente no va a escucharte no solamente es que le guste lo mismo de siempre, no solo es que no entienda tu música, también puede ser que tu propuesta no sea buena, pero eso generalmente no lo contemplamos.

Los tributos pueden ser culpables de muchas cosas, pero no de que la escena local o nacional de rock no resalte como debería. No porque la gente deje de ir a los tributos quiere decir que habrá más bandas originales ni más público escuchándolas.

Twitter: @homerontiveros