¿EN REALIDAD QUIEREN VER BANDAS REGIAS?

Las Bandas Regias En Festivales Regios.

Imagen

Se acaba de dar a conocer el line up del festival Pa´l Norte de este 2014. De las bandas regias esta Jumbo, y repiten A Band of Bitches, Kinky y Buffalo Blanco. Faltan un par de bandas por anunciar y estoy casi seguro que una de ellas será Zurdok, pero es mera intuición.

 

El caso es que leyendo comentarios en las redes sociales me llama mucho la atención que muchos opinan sobre la falta de bandas regias jóvenes en el cartel pero, ¿en realidad quieren ver a las bandas regias? Digo, la idea de estos festivales, aparte de lo económico, tendría que ser traer elenco que generalmente no viene a la ciudad, eso en la teoría porque sabemos que en la práctica es distinto. O, como lo hacen ahora, juntar una cantidad de artistas que en conjunto, todos en una misma ocasión, llamen la atención de los regios. Entonces, ¿qué lugar ocuparían ahí las bandas regias? Y no me refiero a las ya conocidas, por que ellas, para bien o mal, siempre habrán algunas incluidas en estos festivales.

 

Sí, se que me dirán que es un gran espacio para que se den a conocer las bandas nuevas; pero entonces me pregunto: ¿dónde estamos cada vez que esas bandas tocan en la ciudad? ¿Qué tan dispuestos estamos a llegar temprano por ver a una banda joven regia? Cuando a las bandas nuevas las ponen a abrir estos festivales prácticamente no hay gente a la hora que están tocando. ¿Se moverían de una escenario a otro para ir a ver una propuesta regia que no conozcan? Pienso que en realidad no nos damos el tiempo, ni tenemos la disposición, para escuchar bandas nuevas de Monterrey.

Imagen

El otro punto es que este tipo de festivales tampoco son para andar descubriendo talentos-¿o sí deberían de serlo?- Si ellos dan el espacio, muy bien, se agradece. Sería genial que fuera también una plataforma de impulso para grupos, pero si no lo hacen es porque simplemente no hay una demanda, y al final del día estos festivales son un negocio, y los organizadores tienen que verlo como tal.

 

Dirán que es porque no hay bandas jóvenes de calidad. Mentira, sí las hay. Tal vez contadas pero sí las hay.

 

¿En realidad quieren ver a las bandas regias? Si es así, entonces habría que apoyarlas no solo en estos festivales sino es las distintas partes donde se presenten; que sea un apoyo real. Si quieren más bandas regias en estos festivales tienen que pedirlas, ¿o solo queremos escuchar las mismas de hace años? Si seguimos viendo las mismas bandas en los festivales es por una razón sencilla: la gente las sigue pidiendo.

Twitter: @homerontiveros

Anuncios

LA CIUDAD DE LA NOSTALGIA Parte 1

Monterrey y su Avanzada.

Imagen

En Monterrey pareciera ser que nos gusta vivir de la nostalgia. A esta idea le vengo dando vueltas desde hace tiempo por distintas razones. Obviamente que se puede estar en desacuerdo, pero vale la pena cuestionarnos.

 

Tuvimos una época dorada, si así se le puede llamar, con la Avanzada Regia, donde grupos regiomontanos gozaban de un público que acudía a verlos aún sin tener disco grabado. Había algunos espacios para tocar que fueron definitivos, de hecho un par aún existen. Se generó una escena que contaba con lugares para tocar, espacios en los medios, programas y columnas especializadas y un público que pagaba por ver a estas bandas. Esto, a mediados de los noventa, atrajo la mirada de las compañías hacia la ciudad y bandas como Control Machete, El Gran Silencio, Zurdok y Plastilina Mosh entre otros, estuvieron bajo los reflectores nacionales e internacionales. Después fuimos saliendo de la escena local más bandas como Kinky, La Flor de Lingo, Inspector, Genitallica, Volovan, y Jumbo, generando un boom del rock regio en muchas otras latitudes.

 

Cabe mencionar que el movimiento no comenzó con Control Machete, sino que antes hubo muchos grupos que fueron actores importantes en la escena, como Acarniences, Crazy Lazy, Cabrito Vudú o Mamíferos Habituales, por mencionar algunos.

 

Esto fue algo muy significativo y que sin duda marcó un antes y un después. A nivel internacional se habló de Monterrey y su escena: la ciudad era un semillero de bandas importantes.

 

El problema es que hoy en día, casi veinte años después, se sigue hablando de los mismos grupos.  Conviene aclarar que todos esos grupos alcanzaron su lugar por sí mismos, aún los que ya no existen; y que el hecho de que se sigan mencionando y pidiendo es señal de haber hecho un trabajo bien hecho. Pero los grupos que siguen teniendo convocatoria y se siguen escuchando son los mismos de hace casi dos décadas. Una prueba: el regreso de Zurdok.  De lo más reciente que se ha hablado en la Ciudad fue de un regreso y no del nacimiento o aparición de una banda trascendente en el mapa regiomontano.

Imagen

Bandas como Quiero Club, She´s a Tease o Bam Bam prácticamente tocaban más afuera que aquí; tenían más oportunidades fuera de la ciudad y algunas tuvieron que emigrar, otras terminaron desintegradas (como Bam Bam). Está el caso de Niña, una real banda indie regiomontana que en el DF goza de un estatus de banda de culto para un sector de seguidores y acá no ha tenido la misma relevancia.

 

Aclaro que no se trata de culpar a nadie, sino más bien preguntarnos por qué seguimos anclados a los logros de hace veinte años; por qué no se está escribiendo una historia joven, o por qué no la escriben las generaciones más jóvenes.

 

Bandas sí hay,  me consta y no creo que sea ese el problema. Probablemente para los grupos jóvenes hasta ya sea molesto que se les hable de la “avanzada”. No dejo de pensar en una situación similar como la del hermano menor que constantemente le están recordando los logros de su hermano mayor.  Lo logrado hasta el día de hoy por las bandas antes mencionadas sin duda es importante para la escena regia porque genera un antecedente histórico, pero es momento de escribir una historia nueva y no seguir viviendo de las victorias pasadas. La Avanzada Regia fue y es muy importante pero convendría darle vuelta a la hoja. Grupos como El Gran Silencio, Jumbo o Inspector ya escribimos nuestra historia. Hicimos un camino, el cual vamos recorriendo con todos sus altibajos, pero esa es una página que se comenzó a escribir hace más de veinte años y pareciera haberse quedado en puntos suspensivos. ¿Qué sigue después de esos puntos?

Imagen

Falta escribir sobre las páginas blancas de esta ciudad una nueva historia, una radiografía de lo que ocurre entre los jóvenes; cuál es su sentir, su percepción de la realidad, escuchar qué es lo que tienen que decir. Es necesaria la voz de hoy, la actual; que los jóvenes reclamen su espacio, su lugar, sus ideas y sobre todo que se hagan escuchar.

 

¿Qué los detiene? ¿Qué les ha faltado para conquistar a las nuevas audiencias? ¿Por qué las nuevas generaciones parecen ser indiferentes al quehacer de sus contemporáneos y recurren a grupos de una época diferente para satisfacer sus necesidades musicales? ¿O somos simplemente una sociedad cómodamente instalada en la nostalgia?

 

En la próxima entrega abordaremos el tema del Barrio Antiguo y los antros como un acto de nostalgia.

 

Twitter: @homerontiveros

 

Edición a cargo de Gerardo Wario. 

“LA AVANZADA REGIA NO ES UN MITO”

Entrevista a Zurdok

Imagen

Zurdok es hoy en día una de las bandas mas importantes del rock en México. Después de más de 10 años fuera de los escenarios, regresan este 2014 bajo la mirada y la expectativa de todos aquellos que durante mucho años estuvieron preguntando por su regreso, el cual se dio este año en el escenario principal del Vive Latino.

A Zurdok parece haberle hecho bien la ausencia, pues a su vuelta, parece ser que el tiempo transcurrido, en lugar de ofrecerles un espacio en el olvido, reafirmo la huella marcada a su paso por los andares del rock nacional.

 

Esta es una entrevista que pude realizarles para 89.7 FM Radio UNI, la estación de la Universidad Autónoma de Nuevo León, y la misma que aquí les comparto.

PD- En este canal de soundcloud estaré subiendo diversas entrevistas.

Twitter: @homerontiveros.

AQUÍ LA ENTREVISTA.

 

LA PROVOCACIÓN DE ROLLING STONE

Imagen

 

La edición mexicana de la revista Rolling Stone ha logrado probablemente lo que jamás desde su aparición: aparecer en casi todos los medios de comunicación del País y algunos otros internacionales. Para lograr esto bastó poner en su portada al Presidente de México, Enrique Peña Nieto y llamarlo “El Reformador”.

 

La portada de la revista, con un cierto aire de arte pop entre amarillos y rojos, apareció en medios como El Universal, MVS, CNN, Milenio, etc. En las redes sociales todo mundo habló, y seguimos hablando, de la portada de la revista donde aparece EPN, emitiendo juicios aún sin haber leído el artículo.

 

Pero estos juicios adelantados no son gratuitos. El hecho de que la revista haya escrito la leyenda “El Reformador ¿Tonto?…ni tanto, indica claramente el rumbo y el color del artículo. Es decir, desde ahí la revista ya buscaba la polémica; que se hablara de ella. Nos daba a entender que quienes han criticado y tachado de ignorante a nuestro Presidente, son o somos, más tontos. Ahí la provocación primera.

 

Con esto obviamente llega la curiosidad de muchos. En mi caso me abstuve de hacer algún juicio hasta leer el texto escrito por Enrique Hernández Alcázar; así que, si por un tiempo había dejado de leer la revista, o simplemente hojearla en las tiendas donde puedes hacerlo, esta vez quería hacerme de ella; quería comprarla porque me parece algo relevante y trascendental la acción de incluir al Presidente en la portada. Digo, esto de incluir personajes de la sociedad no es nuevo: Steve Jobs, Barack Obama, el Papa, entre otros han ocupado este mismo lugar en la publicación, pero estamos hablando del hombre al que más se le han rebelado los jóvenes y los estudiantes; al que pocos respetan por diversas razones y tachan de ignorante. Probablemente, el que más goza de una mala imagen entre los mexicanos.

 

No se cuántos ejemplares se hayan vendido hasta el día de hoy pero muy seguramente debe ser una cantidad en números negros. Lo lograron: acapararon la atención de los medios y de los ciudadanos. Lograron que todos estén hablando de la Rolling Stone, que muchos la hayamos comprado para leer cuál era el contenido de este artículo, más allá de que se hable de Beck, Mad Men o Tom Petty en sus otras páginas.

 

Pero ¿cuál será el costo no económico de haber realizado esta portada?

 

Seguramente habrá un costo a pagar, que puede ser el más alto en la percepción que tengan los lectores, y parte de los ciudadanos, después de esta portada. Sí creo que habrá un antes y un después de esto para la publicación, aunque en este País lleno de ficción y realidad, no me atrevo a decir si para bien o para mal.

 

Imagen

El cuanto al texto me pareció condescendiente y tibio en su forma. Nos da a entender que EPN es el “Reformador” que México necesita (aunque le acompañe el adjetivo “incompleto”). Que ha hecho lo que ningún otro presidente en al menos las últimas dos décadas y que será él quien culmine la obra que no pudo Carlos Salinas de Gortari, a quien por cierto el autor llama el “villano favorito” de los mexicanos, como si nosotros lo hubiéramos escogido y le achacáramos injustamente todos los males del País.

 

Menciona que en el top of mind de los electores no importa que EPN diga que hay 32 estados, que confunda la capital de Veracruz o ignore qué significan las siglas del IFAI, comparado con el hecho de detener a la maestra Elba Esther, así como al Chapo Guzmán, y abrir Pemex al capital privado. Esto lo menciona como sus tres grandes éxitos y dice que a cualquier presidente le gustaría comenzar su primer año así.

 

Aunque no hay que demeritar las detenciones tanto de la maestra como de Joaquín Guzmán, en realidad estos han sido golpes mediáticos, es decir, fueron bombas en los medios de comunicación, pero con estas acciones no se soluciona el problema de la educación ni el del crimen organizado. No ha habido cambio positivo con estas detenciones.

 

Algo que llama mi atención es que el autor diga que “Peña no llegó a la silla del águila con el tufo de ilegitimidad con el que Carlos Salinas o Felipe Calderón llegaron a Los Pinos” , y menciona que el rebase de gastos en su campaña, lo de las tarjetas Monex, y el apoyo amplio de la televisión a su campaña es “parte del folclore de la biografía política del mexiquense”, y subraya que nada comprueba o demuestra que haya existido fraude en los comicios generales, al menos en lo jurídico. Es decir, el autor da entender que no pasa nada, que todo es parte de.

 

Pinta al Presidente de México como un hombre inteligente que sabe sus defectos y prefiere rodearse de “un equipo mejor preparado que él mismo”, esto de hecho no tiene nada de malo, pero agrega “El puede resultar la cara perfecta de presentación del nuevo México ante el mundo”. Un Presidente al que le interesa más la imagen y los puntos de popularidad que los problemas reales y sus soluciones reales. No hay un cuestionamiento real a la política de EPN, sino una aprobación matizada con preguntas minúsculas.

 

Termina diciendo que es un excelente record para los primeros 18 meses de gobierno y que, en resumen, cualquiera de los tres presidentes anteriores hubiesen querido iniciar así de bien sus respectivas administraciones. Es decir, termina con una aseveración.

 

Cada medio es libre de publicar a quien le parezca. Sin embargo no deja de hacer ruido que un texto con percepción de “cebollazo” aparezca en la Rolling Stone, donde la mayoría de sus lectores son del perfil de quienes no están de acuerdo con la política de EPN, y mucho más que sea la portada. He aquí la provocación segunda. Y no digo que tenga que ser condescendiente con sus lectores, incluso es valido cuestionarlos pero ¿por qué provocarlos?

 

¿Cuál será el costo?

Twitter: @homerontiveros